El día que Santa Anna llenó de Sidra las fuentes de la Alameda Central

Antonio López de Santa Anna fue uno de los personajes más polémicos de la historia de México.

Fue conocido por haber vendido más de la mitad del territorio mexicano a Estados Unidos, además de obligar a los pobladores mexicanos a rendirle tributo a su pierna. 

En 1845, Estados Unidos había declarado la guerra a México y en varios años se suscitaron decenas de batallas, en una de tantas, y entre las pocas que llegó a ganar México.

El político y militar mexicano, Santa Anna, llegó a la Ciudad de México para festejar el triunfo. 

¡Esta celebración fue única! Se dice que el político dio la orden en el año de 1846, que se llenarán de sidra las conocidas fuentes caritas, situadas en las cuatro esquinas del parque Alameda Central, a un costado del Palacio de Bellas Artes.

Existen otras historias que dicen que no fue sidra, sino ponche, para que los pobladores tomarán hasta saciarse. 

El hecho de pensar que en ese momento miles de mexicanos festejaban la victoria contra uno de los países más poderosos, como lo era y lo sigue siendo Estados Unidos.

Es algo realmente difícil de pensar, puesto que años después Santa Anna entregaría a los estadounidenses gran parte de nuestro país. 

Ahora cada que pases por la Alameda Central y veas sus fuentes, recordarás esta curiosa anécdota, una alegre y excéntrica celebración. 

Para conocer más datos e historias del Centro de la Ciudad de México, acompáñanos en nuestro recorrido por el Centro Histórico a bordo del Tranvía. ¡Te esperamos!

Consulta más información sobre los lugares que conocerás en este recorrido aquí.